Entrevista a Julia. Preguntas y respuestas.

Para sus telas utiliza tejidos estampados cuyos diseños salen a la superficie en todas las pinturas, otorgando a los personajes un halo de irrealidad muy particular.

Distingo un gran lienzo en el que intuyo una relectura del Déjeuner sur l’herbe de Manet, y no encuentro mejor manera de empezar.

 No sé si es porque me gusta Manet, pero ahí veo cierta influencia (en referencia al cuadro que ya sabes)

-Después de visitar museos como quien asiste a todos los estrenos de cine…influencias tengo muchas. Me gusta pensar que soy como una esponja y luego saco mi propio jugo-conclusión.

– Observando la mayoría de tus pinturas, siento calma. ¿Es paranoia mía?

Son momentos de Reflexión, algo que practico desde siempre …

– Tus personajes me recuerdan los de Edward Hopper. Tenía que decírtelo.

Más que Hopper lo que me marcó profundamente fueron dos libros de Desmond Morris sobre el comportamiento del ser humano en sociedad, somos muy instintivos y más cerca del animal de lo que pensamos ¡

– Vuélveme a contar lo de los tejidos estampados, please. ¿Porqué? ¿Cuándo?

-A los 18 años, de tanta mudanza y tanto mareo, me encontré con unos compañeros de arte que tenían raíces , todos sabían donde estaba su hogar y donde podían volver. ¡Yo no! Empecé a preguntarme dónde estaba para mí el hogar, mis raíces familiares me condujeron al tejido. Empecé a pintar sobre él como un amuleto de añoranza, este donde este , esta conmigo mi hogar, mi tesoro jajajaja

– Hay algo que me apasiona y es que conviertes temas que, aparentemente, no tienen nada que ver con el arte, en sujetos de tus cuadros, como Ferran Recasens y sus maniobras de windsurf. Cuéntanos tus ideas sobre la belleza.

-La vida es arte, las formas de vivir también! Una vela de windsurf colorida, el viento y el mar …un chico disfrutando …dime tu si no hay belleza?!

– Desde hace mucho tiempo parece que tienes las ideas muy claras respecto a la estética general de tu obra. ¿Es voluntad férrea por tener un lenguaje propio o la cosa fluye por tus venas?

-Yo no soy una mujer que controle su vida, tampoco el arte. Pero después de 24 años pincel en mano , fui encontrando mi forma de dialogar con las imágenes. Lo que tu llamas “lenguaje propio”, es que soy yo!

 Hay una parte de tu trabajo que se centra en la ingeniería, digamos, civil. ¿De dónde viene el gusto?

– Recordar parte del pasado de mis abuelos que no me fue explicado en su día y que quise pintar …un capricho

– Y también está el retrato. ¿Quiénes son tus modelos y qué ves en ellos?

-Veo veo…realidades! Determinación o simplemente el concepto que en ese momento ando metida. Encontrar al modelo adecuado en el momento adecuado.

– El doctor De Benito te encargó una serie de lienzos para su clínica de cirugía estética. ¿Cómo enfocaste el tema?

-Fue un mano a mano con su exmujer Rosina, ella me explicó su intención estética y yo la plasmé con mi lenguaje. Fue una situación artísticamente creativa.

– ¿Cuál es el perfil del comprador de tu obra?

-No hay perfil: te preguntan, contestas, se enamoran de la pintura …y ya

– Háblame de tu visión del arte y del mercado del arte.

– Intento no hacerme ninguna idea del mercado del arte, soy idealista.

– Como dijo Miquel Barceló, entre mirar una obra de arte en una pantalla de ordenador o admirarla en un museo hay la misma diferencia que entre el sexo por internet y un buen polvo. ¿Dónde podemos disfrutar de tu obra en vivo? (risas)

-En galerías como El Quatre , que se acaba de instalar en la calle Rosselló 193 de Barcelona o la galería K de Palma de Mallorca. También se puede visitar mi taller.

– ¿En qué andas metida ahora? (pondremos foto de lo último que estés haciendo, digo yo)

-Vuelvo a la pintura al óleo y por ahora lo dejo en un : Continuará …