JULIA MARQUÉS MEYER
Nacida en Sevilla, de madre holandesa y padre catalán, creció en un barco de veintidós metros d'eslora navegando por el Mediterráneo y actualmente tiene su estudio en un palacio del sigloXV, en la meseta de Lleida (Urgell) a 100km de Barcelona. Coged aire porque Julia va a lo suyo.

Cada vez que voy a su estudio de Cal Paguera, en Anglesola –antiguo palacio de los marqueses de Castellvell- tengo la sensación de adentrarme en el País de las Maravillas.

A lo mejor se debe por el aire cargado de historias que almacena este casoplón medieval o quizás – creo que es por esto- el malicioso sonreír de esta artista total que me recibe con una botella de Martini Rosso encima de la escalera de piedra que da entrada a su espacio de trabajo.
(Entrevista de Joaquim Zamacois)

+INFO

Obra